La estrella escondida

Por Otro Monitor
0 comentarios
0 favoritos
1951 visitas

-

0 valoraciones


Desarrollo

Las estrellas del firmamento celebraban su Asamblea anual.           

Cada una de ellas sacó a relucir sus propios méritos en la creación y en vida del hombre.
          

La estrella Polar demostró cómo ayudaba a los hombres a fijar el norte de sus caminos y de sus mapas.
          

 El sol describió el calor y la luz que hacía llegar a la Tierra.
 

Una estrella poco conocida reveló que ella fue la que confirmó la teoría de Einstein y otras estrellas mencionaron los nombres que habían hecho famosos y los descubrimientos a que habían dado lugar.

Todas tenían algo que decir y rivalizaban en fama y esplendor. Sólo una pequeña estrella, remota y escondida permanecía callada. No se le ocurría que decir. Cuando le llegó el turno y tuvo que hablar, confesó que ella nada había hecho por le cosmos y que los hombres de la Tierra ni siqueira la conocían, pues aún no la habían descubierto.

Las demás estrellas se rieron de ella y la tacharon de inútil e indigna de ocupar un sitio en el firmamento. ¿De qué sirve una estrella que ni siquiera se sabe que existe?
La pequeña estrella escuchaba los reproches, y al final dijo: “¿quién sabe? A lo mejor yo también estoy contribuyendo, a mi manera, al progreso y el bienestar de los hombres en la Tierra. Es verdad que no me conocen, pero ellos saben que para explicar el curso de otras estrellas tiene que haber todavía alguna otra estrella que con su atracción gravitatoria explique las desviaciones en los caminos de las demás".           

 Las otras estrellas se callaron y añadió algo que hizo pensar a todas; "yo no quiero anteponerme a nadie, y todas tenéis mucho mérito con lo que habéis hecho pero creo que yo también estoy prestando a la Tierra un servicio importante: saber que aún les queda algo por descubrir".                                              


 

Extraído de "Salió el Sembrador..."
                                                                      Carlos G. Vallés   

Se rumorea... se comenta...

No hay comentarios, ¿qué te parece si decimos algo?

Hay quien dice que también se puede hacer así...

No hay variantes, ¿nadie conoce más formas de hacerlo?